1ª. Comisión de Derechos Espirituales del Creyente

Bajo la autoridad de Orhac

orhac1@gmail.com
   
Fernando Martínez Constante

                                                          

La Gran Comisión

 

            Mateo 28:18-20  Dice Jesús. Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto id,  y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

 

Pedimos a todos los que temen a Dios, que hagan una oración a Dios con toda sinceridad, pidiéndole les revele si este mensaje es para usted y su iglesia, si la hace de todo su corazón, seguramente que el Espíritu le dará el discernimiento para saberlo. Cuando leemos un mensaje, aparte de analizar su contenido también debemos de observar el espíritu que lo generó. Advertimos que si el Espíritu le confirma afirmativamente, también le daría el espíritu para obedecerlo. Jesús le dio este espíritu evangelizador y misionero no solo a los doce, sino   a La Iglesia y la capacidad de respuesta, y en este mandato está el concepto de todo significado de evangelización. El único que puede mandar es el que recibe dicha autoridad para hacerlo, y es el único que puede dictar bajo que términos debe evangelizar la iglesia. Caemos en la cuenta que esta Comisión que ordenó Jesús solamente se puede ejecutar bajo la Estructura Ministerial establecida en Efesios 4:11

1.      Id.

2.      Discipular. Persona que aprende la doctrina de Cristo bajo la dirección de un maestro en unidad presbiteral con los cinco Ministerios.

3.      Sin hacer acepción de personas.

4.      Bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

5.      Enseñándoles. Asegurándose que el discípulo guarde y observe todas las cosas que Jesús mandó. Pero principalmente llevándolo a la formación de carácter y espíritu para que pueda ostentar el nombre de Cristiano, no de Evangélico o creyente genérico.

6.      Jesús respalda a quien siga este mandato y bajo estos términos.

 

La iglesia en toda su extensión siente este compromiso y este deber misionero. Sin embargo, casi  todas le han hecho modificaciones al mandato y a los términos llegando a cambiar el concepto de la evangelización que ordena el Señor, como una de las tareas prioritarias de la iglesia.

Los Dos Evangelios

 

Uno es el que  está bajo la potestad del hombre y de la religión. Tal como en una familia, los hijos que aseguran, afirman y dicen que aman a papá y mamá, sin embargo en la práctica son unos desobedientes y ellos hacen lo que quieren, cuando quieren y donde quieren, sin dejarse gobernar. Creando en los padres un estado de ánimo que enferma su espíritu y merma su salud mental y espiritual. Así es el evangelio carnal, muchos creyentes llenan las iglesias y dicen que aman a Dios pero no tienen una noción cierta sobre su compromiso con el orden de autoridad dentro del reino de Dios. También la sensibilidad que el liderazgo tiene sobre el señorío y la autoridad de Jesucristo es muy débil y esto afecta seriamente el desarrollo de la iglesia y la predicación y difusión del Evangelio. Sin embargo, todavía está vigente el Evangelio que Jesús estableció en el principio, como también la capacidad de la Iglesia para aplicarlo, Él lo aplicó en  los primeros discípulos y el Espíritu Santo actuaba en concordancia, este evangelio impactó y confronto a las personas con su pecado, pero también con una liberación y perdón siendo las bases de una vida triunfante porque ellos no gobernaban sus vidas sino el Señor Jesucristo.

Hay una desviación muy fuerte por parte de los pastores al evangelizar a las personas, sujetando la Conversión  a un buen comportamiento y “cambio de look”,  dejando vicios como el cigarro, las bebidas embriagantes, el baile, las malas palabras, la vestimenta, asistencia a las reuniones, el compromiso de diezmar, comprando el Libro de Moda y el DVD del momento,  y celebrar cultos caseros, etc. Pero nunca tocan el espíritu del Hombre bajo pecado, donde tiene su residencia el viejo hombre, el orgullo y las ataduras que le impiden una transformación a fondo, así que el Evangelio que le imponen no pasa del nivel de las emociones y los sentimientos y un comportamiento externo impuesto.

 

Hay dos conceptos equivocados que el Liderazgo aplica, sobre la evangelización que ordenó el Señor Jesús. Este tipo de evangelismo lo basan en Marcos 16:15 Id por todo el mundo, predicad el evangelio a toda criatura. Se cree que enviando a todos los creyentes a repartir por las casas y las plazas folletos con los cuatro pasos de la salvación ya se está cumpliendo dicho mandato de la Gran Comisión. O invitando a los conocidos o vecinos a asistir al templo porque va a venir un conjunto musical.

 

 El otro aspecto es el evangelismo de un solo hombre, pensando que al traer un predicador que dé un mensaje de salvación o de sanidad, o dando su testimonio de que tan borracho, drogadicto, o malandrín fue ya se le dio cumplimiento a dicho mandato.  Dentro de este concepto se incluye  la otra variante, cuando varias denominaciones se organizan para traer un ministerio conocido como evangelista. Alquilan un auditorio, los miembros de las iglesias asisten, agregando los amigos y familiares que lleven. Algunos predican un mensaje de sanidad o salvación, hacen un llamamiento a aceptar a Jesús como suficiente salvador, los pastores se acercan a dichas personas para ayudarlas a recibir a Jesús en su corazón, se les toma el nombre y dirección en una tarjeta, la cual luego reparten entre las iglesias que colaboraron para después invitarlas a que se agreguen a sus cultos. Estos dos formatos no generan la carga  de discipular, adoctrinar o inculcar principios de responsabilidades personales y sociales en los nuevos creyentes. Por lo general estos solo esperan las bendiciones de Dios.

 

Estos son los dos conceptos que se tiene de la evangelización como si la salvación fuera de pase automático, pero la salvación nos debe transformar en la totalidad de nuestras responsabilidades personales y sociales, si no, no es la salvación de Dios. La iglesia en general ha usado el evangelio como un método de multiplicación, por supuesto olvidándose del desarrollo cristiano. Esto ha creado muchas falsas ideologías fuera de la iglesia, pero también dentro de ella en los evangelios falsos que tergiversan las Escrituras y colocan al hombre en lugar de Dios. Iglesias débiles que no pueden tomar la armadura de Dios y pelear la batalla espiritual contra los principados y potestades del mal, que tratan de destruir la iglesia y frustrar su tarea de evangelización mundial.

 

Con este Evangelio Express no bíblico se favorece el crecimiento organizacional y convierte en estrellas a los predicadores,  pero hay que estar persiguiendo a los creyentes para que se bauticen, para que asistan, para que cooperen,  también surge la necesidad de estar inyectando a los cultos de efectos especiales; cultos promocionales.

 

Creemos en el crecimiento, pero de acuerdo a Dios. El crecimiento apostólico, porque con él crece la palabra, crece el número de los discípulos. Crece la gracia, crece la santidad, crece el conocimiento del Dios verdadero y de Jesucristo. Crece la obediencia y el temor a Dios, crece el fruto del Espíritu en los discípulos y los dones en el cuerpo. Crecen los ministerios y las operaciones. Crece el cristianismo, y se mantiene la unidad y el orden de Dios. Igualmente ahuyenta los falsos ministerios, las herejías, las falsas doctrinas y la proliferación de cultos independientes sin ningún orden.

 

Cuál es el verdadero concepto de la Gran Comisión

 

Hay acontecimientos en el mundo que están afectando a muchas naciones, terrorismo, terremotos y huracanes como si se empeñaran en destruir el sistema del hombre, o como si Dios nos quisiera dar un mensaje tanto al mundo para arrepentimiento, como a la Iglesia para santificarse. No podemos seguir indiferentes a este mensaje, si como iglesia aceptamos hacer el trabajo del mandato de Jesús de Mateo 28, lo primero que hay que considerar antes de ir, es ver si contamos dentro de determinada iglesia con cristianos a quienes se les haya confrontado con el Señorío de Jesucristo. Personas que fueron confrontados con el  pecado del orgullo y la rebeldía, llamados al arrepentimiento y renuncia al mundo y el reino de tinieblas bajo el gobierno del maligno. Que aceptaron además que Jesús gobierne y guíe sus vidas por medio del Espíritu. Si no tenemos este tipo de personas, entonces cualquier esfuerzo evangelístico sería todo, menos el mandato de Mateo 28. Tal es el evangelizador, tales serán los futuros “cristianos”.

 

Es muy diferente un cristiano que ha recibido a Jesús en su corazón únicamente como Salvador personal de su alma, o como sanador o proveedor de sus múltiples necesidades, sin tener siquiera conciencia de que Jesús es el Señor de la Iglesia, como cabeza que no tan solo derrama bendiciones sino que emite órdenes que tenemos que obedecer como cuerpo, porque la iglesia tiene diferentes responsabilidades aquí en la tierra. Marcos 16:15 está muy ligado a esta clase de creyentes. Quizá la mayoría de nosotros somos producto de este tipo de evangelismo.

 

Es una verdad universal que lo que somos eso es lo que saldrá de nuestro corazón. Si decimos que amamos al Señor pero tenemos a flor de piel el espíritu de desobediencia a la autoridad, eso es lo que trasmitiremos y eso es lo que formaremos, una replica de nosotros mismos a los nuevos creyentes.

 

Si nos sujetamos a la orden de Pablo  Tito 1:5 de corregir lo deficiente, este sería uno de los primeros puntos estructurales que tendríamos que cubrir para traer a la Iglesia a la posición en que Dios la usaría para un verdadero avivamiento. Porque traería al hombre a una experiencia con el Señorío de Jesucristo, confrontaría al hombre con una transformación integral en su espíritu, alma y cuerpo como está asentado en Isaías 53:5 Herido fue por nuestras rebeliones (área del espíritu); molido por nuestros pecados (área del alma); y por sus llagas fuimos nosotros curados (área del cuerpo).

 

Si el evangelio que se le predica  no toca el espíritu del hombre, que es allí donde tiene sus raíces la rebeldía, que no es otra cosa que el pecado de desobediencia y la residencia del orgullo, entonces no se produce el nuevo nacimiento. Lo mismo si al evangelizar no se hace el llamado al arrepentimiento, el hombre queda en su pecado de desobediencia. El Espíritu de Dios no apoya este desdibujado Evangelio.

 

Equivocadamente se le estimula a la persona a confesar sus pecados, sin el arrepentimiento en su espíritu. Esto lleva al hombre a considerar sus pecados externos como sumamente graves (asesinato, robo, adulterio, drogadicción o borrachera), pero en realidad todos ellos juntos son solo efectos del espíritu de desobediencia trasmitida por Adán. Pecado que origina todo el desorden de la conducta humana.

Se piensa que al hablarle a una persona del mensaje de salvación, si ésta acepta, automáticamente el Espíritu Santo hace la obra en su espíritu. Ciertamente esto debería ser así, y de hecho lo fue en el principio. Cuando se respiraba santidad, temor, obediencia, cuando obraban los dones y ministerios apostólicos y el mensaje era de arrepentimiento y reconocimiento de Cristo como Señor. Las personas al reconocer a Jesús como el Cristo el Hijo de Dios, al instante eran llenas del Espíritu Santo y daban evidencia del fruto del Espíritu. La atmósfera que se respiraba no es comparable a la hipocresía, deshonestidad y el orgullo religioso que se vive actualmente en las iglesias. Es imperativo implementar el Diseño de Dios, sin éste, todo intento de evangelismo solo aumentaría la crisis en las iglesias.

 

Es sumamente importante mencionar que si el liderazgo no se compromete en este mandato de la Gran Comisión de Mateo 28, aun cuando su conciencia no lo acuse de pecado, no quedara exime de responsabilidad delante del Señor. Esta exhortación va para los llamados Ministerios que han hecho un paquete de HERRAMIENTAS para que los pastores se conviertan en LÍDERES, agrietando más la Estructura de La Iglesia y Ministerios de Efesios 4:11.

 

Este mensaje no es un método de evangelización, sino que es parte del concepto del Diseño de Dios, pero mencionaremos algunas de las características que deben surgir de un evangelio efectivo.

 

·         El Discipulado es parte integral del evangelismo, y debe dar fruto en el desarrollo del creyente. Primero siendo que es un bebé según Juan 1:12, debe ser guiado e  instruido por tutores hasta que llegue a ser un instrumento bajo la autoridad directa del Espíritu Santo, Romanos 8:14 como un cristiano maduro. Los pasos que siguieron los primeros y verdaderos líderes, fueron los siguientes.

·         Hebreos 6, los primeros rudimentos son el principio de la perfección en Cristo.

·         Efesios 4:11-12 es necesario reconocer la necesidad y la vigencia de los cinco ministerios con el fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio.

·         2 Timoteo 2:2 lo que has oído de mí, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros. Este pasaje revela y asegura la continuación de los principios doctrinales de Cristo. Pablo fue instruido directamente por Cristo, luego él instruyó a Timoteo. Ahora Timoteo debe continuar con este principio.

·         Colosenses 1:28 El discipulado  tiene como objetivo la perfección. El cual nosotros anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando en toda sabiduría, para hacer a todo hombre perfecto en Cristo Jesús.

·         Gálatas 4:19 El instructor debe sentir un profundo dolor por sus discípulos. Hijitos míos, que vuelvo otra vez a estar de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros.

·         Gálatas: 1-7 Aunque el nuevo creyente como heredero en Cristo es señor de todo, entre tanto que es niño, en nada difiere de un esclavo. Tiene que ser capacitado para administrar los bienes del reino de Dios. Un heredero ignorante solo va a derrochar las riquezas, siendo fácil su manipulación.

·         2 Corintios 10:8 el instructor debe de gozar de potestad de parte del Señor, pero no para destruir, sino para edificar  a los discípulos.

·         Mateo 28:20 El instructor debe tener la capacidad para enseñar a los discípulos a guardar todas las cosas que Jesús mandó. Esto no consiste en un curso de teología que hace más grande nuestra cabeza y nos coloca por encima de los demás, sino en revelación que genere vida en el espíritu.

·         Hechos 20:27 el liderazgo no debe rehuir de anunciar a los discípulos todo el consejo de Dios. La iglesia no es un centro de entretenimiento sino un santuario de adoración y desarrollo cristiano.

 

En estos eventos intervinieron las cinco operaciones que señalan Efesios 4:11. Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. Cada uno de ellos trasmitió a la iglesia, todo su conocimiento en el ámbito de su competencia. Efesios señala que las cinco operaciones intervendrían en la perfección de los santos para la obra del ministerio.

 

No es concebible que una operación pudiera hacer el trabajo de los cinco en su conjunto, (excepto el Señor Jesús Mateo 9:35-38.) Si esto no fue posible en el principio, menos en este tiempo un solo hombre se puede arrogar el conocimiento y la función de los cinco. Mucho menos los dones del Espíritu que le ha placido a Dios derramarlos también sobre todo el Cuerpo de Cristo.

Esto es lo que se entiende por pastorear. Afirmar los pies, fundamentar a los que van a estar en contacto directo con las ovejas y los corderos, hablamos de los ancianos que deben ser revestidos en primera instancia por los cinco, para que puedan desempeñar con eficacia la función de obispos –episkopos- apacentando la iglesia de Dios.

 

            Este mensaje es parte de un todo, se puede reproducir con permiso de ORHAC.






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Bienvenidos Ministros del Señor Jesucristo

Este espacio ha sido abierto para que ustedes puedan tener un Soporte Espiritual y puedan ejercer un Ministerio competente a favor de los hijos de Dios, a quienes ama y por quienes Jesús se ofreció en sacrificio.

Todos los conceptos que utilizamos están bajo el diseño del Reino de Dios; para mayor comprensión, usted debe estar ministrando bajo Efesios 4:11; el Equipo que Dios escogió para Su Iglesia.
La Ley por Moisés fue dada, pero La Gracia y la Verdad vinieron por medio de Jesucristo. Juan 1:17

Este es un texto que contrasta dos mensajes, dos pactos, dos reinos. El Pueblo de Israel bajo la ley de Moisés casi llega a la cuspide, sin embargo, La Iglesia supervisada por los Ministros profesantes actuales, no ha superado ni alcanzado el testimonio esperado por causa de que tomaron del Pacto con Jesús, solamente una gracia de oferta, ignorando LA VERDAD de acuerdo al concepto de Dios.

Bajo esta "Gracia" han ignorado el Señorío de Jesucristo.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Last Update.11 Dic.2010