El Equilibrio del Creyente

En el artículo anterior señalamos como lo dice el pasaje de  Juan 1:17 que la Ley por Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad se realizaron por medio de Jesucristo. Sugerimos leer el artículo juntamente con este.

La falla de origen en el Hombre, la falta de equilibrio; como la Ley de Moisés contenía en sí misma los elementos necesarios para que el hombre caminara verticalmente delante de Dios, si hubiera encontrado y caminado en el equilibrio de la Ley, ese Pueblo hubiera reconocido en Jesús el Mesías prometido.

El Señor Jesús les indicó que les faltó el elemento Misericordia, así que no pudieron superar la tarea impuesta por Dios en su generación.

Lo mismo el Hombre en el Mundo; hemos señalado ampliamente como lo ha perjudicado el regalo que la ONU la Organización de las Naciones Unidas le dio a la Humanidad sin el equilibrio de las Responsabilidades, el sobre énfasis de los Derechos Humanos.

Ahora nos toca señalar la falla de origen en el Creyente, que al igual que en el tiempo de Moisés, la Iglesia ha caído en el mismo error (lo mismo que el Mundo) no pudiendo sostenerse el Creyente delante de Dios, delante del Mundo y delante del pecado; por la falta de equilibrio; por el sobre énfasis que los Ministerios le dieron a la Gracia (Derechos), sin el equilibrio de La Verdad (las Responsabilidades).

 

El Señor Jesús introdujo el concepto de La Gracia en combinación con La Verdad (a cambio del concepto de la Misericordia de Dios en la Ley) como un contraste muy profundo en comparación con la aplicación de La Ley; lo cual  no pudieron entender por que los ancianos convirtieron al pueblo en servidores de La Ley, en vez de que la Ley les sirviera a ellos como un ayo.
                                            

La Piedra del Ángulo 1 Pedro 2:7 La Piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo.

El Hombre se ha sostenido "verticalmente" o "equilibradamente" con muchas ayudas humanas; en el trabajo por medio de reglamentos y disciplinas se mantiene derechito, son como paredes a sus costados para que no se desvíe y pierda el balance; como ciudadano necesita tanto de la Policía como del agente de Tránsito como ayuda para caminar ejemplarmente; como esposos o esposas nos mantenemos fieles por causa de la vergüenza de ser vistos, por el escándalo y otros temores; a través de toda la vida hay muchas paredes o muletas que nos mantienen equilibradamente de pie. Sin embargo, el pecado tiene sus propias piedras donde fácilmente tropecemos y perdamos el equilibrio.

 

Así el Mundo y Los Creyentes, han despreciado el equilibrio que viene de Dios, al igual que los edificadores de Israel: A Jesucristo la Piedra del Ángulo que consiste en la Gracia y la Verdad que vinieron por medio de él. Esta Falla de Origen será aprovechada por las Tinieblas; así como la aprovechan los Ministerios socavando el Diseño de Dios, y aplicando solo la parte que satisface al hombre.

 

Los Ancianos  recibieron La Ley de Moisés que fue dada por él, pero rechazaron la Misericordia que les señaló el Señor Jesús; así también los Ministerios han recibido la Gracia que vino por medio de Jesús, pero rechazaron LA VERDAD. Juan 1:17

LA GRACIA por sí misma no nos mantiene equilibrados como Creyentes, aun cuando tenga todo el poder de lo alto, necesitamos de LA VERDAD (El equivalente a las Responsabilidades en el Mundo); la Gracia y la Verdad juntas son las que tienen la virtud de mantenernos en el Espíritu de Dios, en un nivel y plomada de lo alto sin necesidad de muletas y reglamentos, (en lo cual se han especializado no pocos ministerios); son las que hacen efectivo el fruto del Espíritu
y contra tales cosas no hay ley. Gálatas 5:22-23

 

Por mucho tiempo la Iglesia y su Ministerio ha caminado en la Gracia  gozando de los beneficios y el poder emanado de ésta. Desde el principio se equivocaron al no descubrir y caminar en la Verdad (concepto incomprendido por el ministerio)  pues al salir de un Sistema endurecido y lleno de trabas e imposiciones del catolicismo no pudieron discernir la esencia de la Verdad, confundiéndola con un concepto similar al sistema de la Ley.

 

Así que los creyentes de esa generación tuvieron una especie de liberación al abrazar, y en la aplicación de la Gracia de Dios, pero sin el equilibrio de La Verdad.

 

Todavía estos vestigios del concepto aislado de la aplicación de la Gracia podemos verlo en los “grandes” predicadores atrayendo a miles a las filas del Cristianismo: “Den un paso adelante” y “levanten su mano”; todo esto acompañado con el fondo y la magia de la música “tal como soy”.

 

Todos los predicadores tomaron el pasaje de Marcos 16:15

Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

Dicho sea de paso que el pasaje es puesto en duda por las primeras y principales versiones de la Biblia; las versiones modernas y particulares de la Biblia ya han desaparecido la advertencia del pasaje: Marcos 16:9-20

 

Aunado a esto, dicho pasaje no implica ningún compromiso para los nuevos creyentes, más que solo vivir recibiendo los beneficios de la Gracia de Dios.

 

Lamentablemente la Gracia la impartieron como un pan con mermelada, pero sin el compromiso de comerse el pan. Lo mismo los Predicadores tomaron los pasajes parciales, eliminando el compromiso que Dios dispone para el Creyente y predicando únicamente la parte agradable del Evangelio,  la Gracia. (Esa técnica es muy recurrida por Satanás)

 

Tomemos dos ejemplos clásicos que le han dado el éxito a más de cuatro evangelistas: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar  Mateo 11:28

Yo soy Jehová tu sanadorÉxodo 15:26

 

La Gracia en la Palabra de Dios siempre tiene su contraparte, pero los Evangelistas la eliminaron de sus Campañas tanto masivas como de barrio. Los dos pasajes citados tienen la contraparte de la Gracia que es La Verdad que es el catalizador de la Gracia en el Creyente, la piedra del ángulo que le da el nivel y la plomada al Cristiano. 

 

Los grandes Evangelistas eliminaron de la Biblia la parte que liga al Creyente con el Señorío de Jesucristo:Llevad mí yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mí yugo es fácil, y ligera mi carga”. Mateo 11:29-30

 

Es cierto que Jesús es el siervo de siervos, pero también Señor de Señores, así que los Creyentes solo se benefician de lo que el Señor puede hacer por ellos como siervo, pero no lo que los Creyentes pueden hacer por el reino de Dios, porque no han sido discipulados en La Verdad.

 

Igual ocurre con  el pasaje de Éxodo 15:26, los Evangelistas eliminaron la parte que compromete al Creyente con Dios: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti

 

Seleccione cualquier iglesia del sitio donde reside y siéntese a escuchar el sermón de un domingo por la mañana. En medio de los efectos especiales escuchará el sermón clásico de los pastores tratando de enderezar a los Creyentes a quienes han anclado en la Gracia y ahora no los pueden sacar de allí para que cumplan con sus Responsabilidades de Cristiano: “No dejen de asistir”; “bautícense”;  “den sus diezmos”;  “vengan temprano”;  “levanten sus manos y alaben a Dios”; “digan Amén”; “repitan”, etc.

 

Todavía se puede encontrar en las Librerías Evangélicas las “tarjetitas del pan de vida” que se acostumbra colocar en la mesa familiar; cualesquiera que usted saque siempre esa tarjetita se relacionará con la Gracia, pero nunca con La Verdad; es decir, con un beneficio de Dios, en el que el Creyente no se siente comprometido con nada.

 

Esta es la realidad de la Iglesia  profesante con sus Ministerios, tienen que seguir evangelizando porque los miembros de sus iglesias ya se fueron a otra iglesia más carismática y con más atractivo; los creyentes en ese estado tienen que andar como cristianos itinerantes de iglesia en iglesia, de doctrina en doctrina y de Portal en Portal. ¡Esto no termina aquí!






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Bienvenidos Ministros del Señor Jesucristo

Este espacio ha sido abierto para que ustedes puedan tener un Soporte Espiritual y puedan ejercer un Ministerio competente a favor de los hijos de Dios, a quienes ama y por quienes Jesús se ofreció en sacrificio.

Todos los conceptos que utilizamos están bajo el diseño del Reino de Dios; para mayor comprensión, usted debe estar ministrando bajo Efesios 4:11; el Equipo que Dios escogió para Su Iglesia.
La Ley por Moisés fue dada, pero La Gracia y la Verdad vinieron por medio de Jesucristo. Juan 1:17

Este es un texto que contrasta dos mensajes, dos pactos, dos reinos. El Pueblo de Israel bajo la ley de Moisés casi llega a la cuspide, sin embargo, La Iglesia supervisada por los Ministros profesantes actuales, no ha superado ni alcanzado el testimonio esperado por causa de que tomaron del Pacto con Jesús, solamente una gracia de oferta, ignorando LA VERDAD de acuerdo al concepto de Dios.

Bajo esta "Gracia" han ignorado el Señorío de Jesucristo.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Last Update.11 Dic.2010