Soporte al Ministerio de la Iglesia de Jesucristo

!CORRIGE LO DEFICIENTE! Tito, el Soporte de Dios.

Tito, por esta causa te deje en Creta, para que CORRIGIESES LO DEFICIENTE, y
ESTABLECIESES ANCIANOS
en cada ciudad, así como yo te mandé. Tito 1:5

Orhac presenta: !El Ministerio de Tito!
!Corrige lo Deficiente! Este es el carácter de de las Operaciones de Efesios 4:11
                                                                                                                       
Definición de Deficiente: Que su función es inferior a como fue diseñado; falto, incompleto, con defecto o imperfección; insuficiencia o ausencia de una cosa. Tanto la La Iglesia, el Creyente y los Ministerios deben cuidar de no perder la cualidad de Eficiente; sino, !Tito intervendrá!

 

Este tema está fuera de nuestra total comprensión, es algo que sólo la Iglesia como Cuerpo puede cubrir a  plenitud.

Todos sabemos que el Señor hará una transformación en los que hemos creído en Jesucristo para que podamos estar ante su presencia, cuando  todas las deficiencias van a ser quitadas del hombre. Tanto como individuos, así como Cuerpo de Cristo.

 

Mientras tanto, como  Ministerio al que Dios nos ha inclinado, quiere dar un poco de luz sobre la solución que se necesita para que el Liderazgo y la Iglesia sean eficientes en la responsabilidad que Dios les ha dado, para combatir las deficiencias dentro y fuera de la Iglesia, en los niveles que Las Escrituras demandan.

Por esto es necesario restaurar el Ministerio de Tito, en una Iglesia comandada por un Liderazgo que no sabe ni está dispuesto a presentar un Balance de su Oficio.

 

Deficiencias en La Familia Cuando usted llega a vivir en una casa nueva, usted va ocupando cada espacio, cada rincón,  con sus muebles y adornos. Con el tiempo, usted impregna esa casa con su aroma, sus sentimientos, las experiencias con sus hijos, su esposa, sus parientes que le visitan; con el olor peculiar de sus comidas preferidas según sea el lugar  donde usted nació o se crió.

Pasan los años y se convierte en su hogar, algo que lo ata a ese espacio, ese lugar, esa familia. Cuando usted llega de su trabajo al hogar, por supuesto al entrar todo le resulta familiar. El olor del gato, el perro, a veces detecta algún perfume diferente y se da cuenta que tuvieron visita.

 

Cuando se quiere conservar limpia la casa, se lleva un plan y un orden. La limpieza es constante y no se permite que nada esté fuera de lugar. Lo que se va deteriorando, se va actualizando o reparando. Se hace costumbre escuchar la voz de papá y mamá: guarda tus juguetes, limpia el baño, recoge tu plato de la mesa, saca la basura, limpia la yarda, haz tu tarea, regresa temprano, cómo te fue en la escuela, ya apaga esa TV, te vas a levantar temprano.

 

Pero no todo el tiempo sucede así. Cuando alguno de los dos cónyuges es perezoso para guardar el orden de una casa, un hogar. Su pareja al principio va a estar haciendo observaciones de cómo las cosas van desordenándose, y cuando se da cuenta de que es infructuoso su esfuerzo de mantener limpia y en orden la casa, él empieza a desarrollar una especie de tolerancia,  la paciencia por conveniencia. “Tiene que comerse la manzana” para tener un poco de paz.

Él no puede predecir que con el tiempo, ese desorden de la casa y de los hijos va a crecer y crear una situación de tal proporción, que lo que requería varios años de atención para  ordenarse, ahora él quiere resolverlo en un instante lanzándole a su pareja una advertencia, a veces una  amenaza: O pones en orden la casa, y a tus hijos o a ver cómo le haces. ¡Porqué si no cambias de actitud te vas a quedar sola!

 

Todo un amor, una casa, un hogar,  una familia; todo lo que habían construido juntos, se derrumba.

No sólo eso se derrumba, también una parte de la sociedad y de la economía. Los   planes del reino de Dios se ha cimbrado.

Este caso no es aislado, ya muchos hogares se han derrumbado por causa del desorden. Por una parte, uno de los dos se resistía al orden, y el otro era tolerante con la situación.

 

Cuando un extraño llega a uno de esos hogares, que  no conoce su interior, su aroma y su sistema, al entrar, uno puede ver de inmediato lo que no está en su lugar: una escoba recargada en la puerta, los platos en la mesa, los cojines del sillón tirados en el suelo, papeles y juguetes tirados, el radio o la televisión a todo volumen y vemos a la señora recoger a toda prisa, y disculpándose.

 

Deficiencias en los Negocios Igual ocurre en un negocio, la Dirección tiene que enviar regularmente a un contralor para mirar lo deficiente y corregirlo. Los empleados de un negocio no pueden detectar las fallas, ni pueden corregirse a ellos mismos. Ni aun el propio manager, él sólo ejecuta la corrección de acuerdo a las instrucciones del contralor o auditor.

 

Deficiencias en el Mundo y sus Instituciones Es común ver en el Mundo, en cada Nación las manifestaciones de protesta contra el gobernante en turno, porque no hay quien corrija las deficiencias que al pueblo les perjudican.

En estas protestas hay mucha violencia, ha habido perdidas de vidas y bienes materiales; muchos inocentes han muerto, y cuando se quiere recurrir a las instancias legales para canalizar sus inconformidades, encuentran que esa instancia se ha sometido al capricho del gobernante en turno.

La gente no encuentra justicia en ninguna parte, ya sea que recurran a la Comisión de Derechos Humanos,  a la Corte Internacional o a las Naciones Unidas.

 En el Mundo no hay quien corrija Las Deficiencias. Las Deficiencias han provocado un Caos Mundial.

 

Deficiencias en Israel Con el pueblo de Israel vemos el mismo principio. Ninguno de los doce príncipes podía corregir las deficiencias por sí mismos. Aun los propios reyes eran impotentes para hacerlo. No podían corregirse por sí mismos.

Necesitaban un contralor externo (una persona con carácter profético) para corregir las deficiencias del pueblo; de los oficiales, los sacerdotes, los príncipes y sus reyes.

Los reyes de Israel encontraron un recurso para encubrir sus deficiencias, al igual que los gobernantes modernos manipulan las Secretarías y las Dependencias Judiciales y Legislativas,  además de los Partidos Políticos, aquellos tenían a sus órdenes al Sumo Sacerdote y a un sin número de profetas que comían de su mano.

El número de los Profetas que envió Dios a Israel, y las intervenciones de los mismos, es el tamaño de las Deficiencias del Pueblo de Dios.

 

La Deficiencia del Hombre Todo lo que Dios creó lo hizo perfecto para que funcionara con eficiencia y óptimamente, tanto en lo terrenal como en lo espiritual.

El Hombre es la Corona de La Creación, la imagen y semejanza de Dios, el Proyecto de Dios para establecer su Gloria sobre la Tierra, de tal manera que la tierra se hizo por causa del hombre.

“El pecado es un virus que introdujo alguien de adentro, no vino de fuera”. Este virus fue introducido por Luzbel y lleva su nombre. El pecado del hombre fue de tal magnitud que desencadenó una cascada de mal función  en toda la naturaleza animal y vegetal.

 

Si provocas una mal función en el hombre, todo, absolutamente todo se contamina. Toda la Humanidad entró en una deficiencia. En lo que piensa, en lo que habla y en lo que hace, es como un juguete eléctrico al que usted le conecta la batería en los polos opuestos. Ese juguete comienza a funcionar al revés. En vez de caminar hacia delante, camina hacia atrás. Si quiere que vaya hacia la derecha, irá hacia la izquierda.

La deficiencia que el pecado provocó en el hombre, ha causado un caos en todas las áreas y niveles de la Humanidad.

 

La Historia nos muestra cómo el hombre ha tratado de cubrir esa deficiencia de mil maneras.

Hay a nuestro alrededor un progreso sorprendente en todas y cada una de las áreas que el hombre ha querido crear y conquistar, no hay cosa que el hombre no haya podido superar. Sin embargo, el mundo que el hombre ha creado, ha generado problemas que no ha podido resolver al mismo nivel en que fueron creados.

Un pequeño ejemplo. Si la ciencia inventa una vacuna, también va a tener que buscar la cura para los efectos colaterales. Y luego a su vez tiene que buscar otra para contrarrestar los efectos de la última. Llega un momento en que los beneficios de la primera son superados por los problemas causados por la misma.

 

Cuando el hombre se da cuenta de que se equivocó en una acción, trata de corregir la deficiencia bajo el concepto del influjo del pecado en el hombre: Con una excusa, con una mentira, con una ofrenda o un sacrificio, otros lo quieren enmendar con la altivez y la prepotencia, con el  descaro, el cinismo o la hipocresía. Cuando no se tiene la suficiencia de Dios para enmendarlo,  va a usar el legalismo, o la tradición, o cualquier otra salida.

 

Pueden suceder dos cosas con el hombre: Si hay alguien que vaya corrigiendo sus deficiencias, esto lo va a ir moldeando con cierto temor de Dios.

 Si no es así, llega un momento en que el hombre va sufriendo una mutación que lo insensibiliza totalmente de Dios, quedando en el interior  de su conciencia residuos muy débiles, de lo que antes fue.

 

El hombre en el intento de cubrir su deficiencia, ha llegado al punto de inventar su propia justicia, pretendiendo su  salvación por medio de infinidad de religiones, doctrinas, justificación, expiaciones y obras a montones.

 

Otros inventan sus propios dioses, crean su propia atmósfera espiritual y hasta rivalizan con otras religiones peleando la patente de la verdad que cubre la deficiencia del hombre.

 

La Religión Organizada es un ejemplo vivo que el liderazgo ha creado en su intento de cubrir  las deficiencias de la Iglesia.

El liderazgo ha intentado muchas cosas para cubrir las deficiencias de la Iglesia, hoy intenta una cosa, mañana otra. Hoy empieza un proyecto, a finales de año ya está pensando en otro.

Hoy empieza una serie de conferencias sobre un tema, mañana intenta con otro a ver si le resulta en un cambio de actitud de la Iglesia.

Hoy invita a un Evangelista, mañana a un Grupo Musical, después un culto de oración.

De pronto surgen algunos ministerios en unas regiones con apariencia de que pudiera ser la punta lanza de  un avivamiento masivo, pero no pasa mucho tiempo para darnos cuenta que son ministerios que tienen muchas limitantes. Como no conocen la Operación Profética de Dios, confunden el don de profecía con el carácter del Profeta. Su efectividad se limita a un impacto local. La mayoría de las veces, sus logros se limitan a reforzar sus agrupaciones. No tienen a la Iglesia como visión.

La visión de Jesús fue la Iglesia. La visión de los hombres es su culto y las multitudes, bajo un discipulado convencional y no para el desarrollo de los hijos de Dios.

 

El Hombre mismo no puede limpiar sus deficiencias, necesita una cirugía completa. Necesita un limpiador y perdonador de pecados, a Jesucristo el Hijo de Dios.

Tres áreas fueron afectadas y son las que  causan  las  deficiencias en el hombre por causa del pecado. Jesús extirpó todo el virus que cubría al hombre:

 

 

1.  Él herido fue por nuestras      

Rebeliones, (espíritu)

2.  Molido por nuestros pecados;   

    (alma)

3. el castigo de nuestra paz fue  

         sobre Él,

     4.  Y por su llaga fuimos nosotros

         curados. (y cuerpo).

 

  Claro, una vez que reconocemos que todos los intentos que hacemos, ninguno cubre nuestras deficiencias, nuestra inmundicia y rebeldía. Entonces nos arrepentimos y pedimos la limpieza que actúa por la gracia de Dios, por la  convicción del Espíritu Santo y Su Palabra.

En la cruz hemos sido limpios en el espíritu, alma y cuerpo. Nuestro pecado ha sido perdonado, ya no tenemos razón de pecar. Hemos nacido de nuevo, como si Dios nos acabara de crear; y Él Diseñó la Iglesia como un Huerto de Edén y nos pone allí, para ser llevados a la estatura de Jesucristo.

El trabajo que realizó Dios en el Huerto para perfeccionar a Adán, es el mismo que Su Equipo de los Cinco debe realizar a favor de los nuevos creyentes en el nuevo Huerto de Dios: La Iglesia.

 

El objetivo de los cinco, es el mismo trabajo que hizo Dios con Adán. No se espera menos de ellos.

Cualquier brote de deficiencia que surgiera en el nuevo creyente, allí está el equipo de Dios para corregirlo, hasta que éste llegue a la estatura del varón perfecto: Jesucristo. No nos olvidemos que Jesús hizo con los doce, el mismo trabajo que  Dios hizo con Adán.

 

A veces necesitamos alguien que se haya desprendido la viga de sus ojos para que nos haga ver las deficiencias que provocan la  paja en nuestro ojo.

 

No significa que al nacer de nuevo no vamos a fallar. Hay un proceso,  precisamente la Iglesia ha sido dotada del soporte espiritual para  corregir inmediatamente toda deficiencia que brote en nosotros. Si la iglesia a que usted pertenece no tiene un soporte técnico espiritual para corregir eficientemente cualquier deficiencia, entonces cuando se presente la prueba o una crisis, no podrá prevalecer. Usted como trigo, va a ser presa fácil de la cizaña. Esto significa que aparentemente usted estará de pie, pero está sostenido con alfileres. ¡Cuidado!

Si no se corrige, se van a ir acumulando las deficiencias, hasta que el producto (el cual somos nosotros) quede ineficiente para que realice la función para la cual fue creado. Ya no se le llamará discípulo ni cristiano, este pasa a ser un producto conocido con el mote de “Evangélico”.

Las Deficiencias de la Iglesia del Señor Jesucristo Alguien podría alegar que habrá deficiencias en un hogar, en un negocio, en el Mundo y  en Israel o en uno mismo, pero no en la Iglesia.

 

En los principios de la Iglesia, la atención que se daba para limpiar las deficiencias era una tarea constante. Como la falta de atención a las viudas; impedían la mentira, como la de Ananías y Safira; cualquier brote de falsa doctrina era inmediatamente combatida, como la de los fariseos en Antioquia. Si alguien quería negociar con el don del Espíritu Santo era reprendido duramente, como a Simón el mago; se combatían los pecados sexuales no importando que tanta influencia tuviera el infractor, como en Corintios; se reprendía al pecador públicamente no importaba si era un anciano o un apóstol, como en Efeso, vea 1 Timoteo 5, Gálatas 1.

También se advertía de los falsos maestros y sus tácticas, de los falsos hermanos y de la levadura de los fariseos.

Se combatía la idolatría de toda naturaleza, incluso el partidismo hacia los ministerios y tampoco se ocultaba el nombre de las personas que provocaban las deficiencias. Pablo recomendaba a sus colaboradores: ¡Repréndelos públicamente para que los demás teman!

No tenían frasecitas religiosas como: “se dice el    nombre del pecado, pero no del pecador”.

Una de las deficiencias más combatidas era el empeño de edificar fuera de la Piedra Angular. También el yugo desigual, el arma favorita de Satanás.

Para evitar las deficiencias en el liderazgo, se advertía sobre los requisitos que debían cubrir los que anhelaban obispado.

Esto y mucho más. Nos faltaría espacio para numerar las múltiples deficiencias de la Iglesia, las cuales eran combatidas con mucho celo y eficacia. Esto era una tarea constante. Sin embargo, expondremos adelante un cuadro clasificado de las Deficiencias actuales en la Iglesia. Para esto, también tenemos que delinear el Diseño correcto conforme al Plan de Dios.

Si alguien grita: ¡Hay pecado, ay pecado!  También debe dar la solución para acabar con él. Y eso pretendemos, con la ayuda de Dios.

 

Nada es perfecto en este mundo. Una cosa es eficiente, no porque sea perfecta, sino porque tiene un buen soporte para corregir inmediatamente la falla; La Iglesia tiene que tener este Soporte de Tito. Un ejemplo: algunas tiendas de venta de artículos eléctricos son confiables y muy populares, no porque vendan el  artículo perfecto o porque no sufre desperfecto, sino que crearon un sistema para reponer el artículo deficiente en el menor tiempo posible, una vez que el cliente presentó la queja.

Lo mismo sucede con algunos Bancos que tienen el ISO 9000, este no es un Certificado de perfección sino de Eficiencia. El cliente puede estar seguro de que si ocurre un error en su cuenta, tiene la certidumbre de que en treinta minutos se corregirá la deficiencia.

 

Podríamos decir lo mismo de las grandes obras que el hombre ha construido en la tierra. Como alguna presa que produce energía eléctrica y que alimenta de agua a una gran región, o cualquier otra obra grandiosa que produce algún beneficio al hombre. Son obras maestras de construcción, pero estas tienen que tener hombres que las supervisen y corrijan cualquier falla que se presente. Por supuesto, estos hombres tienen que estar capacitados y ser gente confiable para tan grande responsabilidad.

 

Lo mismo se aplica a su Iglesia, Dios la diseñó con los soportes técnicos y espirituales y todos los recursos ministeriales para corregir lo deficiente. No es auto corregible, Dios la diseñó para que los hombres de Dios  mantuvieran la Iglesia EFICIENTE. Una Iglesia con calidad y confiable al Mundo, por su buen Testimonio. Cuando el Mundo ve que la Iglesia no corrige sus deficiencias, ellos no confiarán en ella para Salvación. Cuando esto suceda a los ojos de todo el mundo, ellos vendrán.

Es bueno que los ministerios prediquen bien y atraigan mucha gente en una reunión, pero si eso mide el éxito de un ministerio, entonces están fallando porque se olvidan del progreso y desarrollo espiritual que un cristiano debe tener como su sistema de vida en su vivencia diaria.

 

O si el éxito lo miden en referencia de otro ministerio que reúne menos gente, o porque no tiene una revelación reciente.

 

Estos ministerios también fallan al considerarse ministerios apostólicos por las iglesias fundadas, cuando en la práctica dejan solo a un anciano o “pastor” como encargado de la obra, con una supervisión muy ligera y sin comunión o cobertura local.

 

Wal*Mart. Qué sucedería si en vez de atender de inmediato las deficiencias, instalará una oficina alterna para atenderlas. Igual lo hacen las compañías Telefónicas.

Alguien llega a reclamar una deficiencia. Una empleada le dice al cliente: Tiene que ir a la Oficina de la calle X. Pero... Lo siento, nosotros no lo podemos atender,  vaya allí.

O usted llama al número telefónico para presentar su queja por deficiencias en el servicio. Le contesta una máquina: Espere un momento, marque 1 para atención en español, 2 para información, 3 para contratación... etc. Etc.

Una tienda que no atiende las deficiencias,  pronto va a quebrar y ser sustituida por otra más eficiente. A menos que haya monopolizado el mercado.

 

Lo mismo ha hecho la Iglesia. Pastor, tengo problemas con mi hijo. No se preocupe. Vaya a la oficina del cielo, allí está nuestro empleado, usted lo conoce se llama Jesús.

Pastor, tengo necesidad económica. No se preocupe, nuestro empleado lo atenderá se llama Jesús, búsquelo en la oficina calle cielo y estrellas.

Pastor, mi hija está enferma. No se preocupe, valla a esta Oficina, allí nuestro empleado, él lo atenderá, se llama Jesús.

Pastor, necesito ayuda. No te preocupes, esto te lo resuelve Jesús. Ten esta tarjeta, aquí está su dirección.

 

La Iglesia desde hace mucho tiempo que dejo de atender las deficiencias. Remite todo a Jesús,  al que consideran un empleado, lo tiene sentado en un banco detrás del mostrador.

Muchos predican a Jesús como autosuficiente, y no mienten,  pero el cielo dice que la Iglesia es autosuficiente con todos los recursos que Dios le ha proveído.


¿Quién Puede Mirar y Corregir lo Deficiente?
Las deficiencias recurrentes en el Ministerio, por lo general ellos mismos no pueden  mirarlas, menos corregirlas; si alguien los confronta, lo que hacen es tratar de corregir una falla con otra.

Toda ineficiencia del Ministerio repercute directamente en los Creyentes. De la Iglesia sale el orden o el desorden hacia el Mundo.

Sólo alguien que viene de fuera puede detectar lo que está deficiente en el hombre, y cualquier lugar, llámese, hogar, negocio, Israel, el mundo o la Iglesia. Ninguno de los que están en el interior puede hacerlo, ellos ya se acostumbraron a mirar esa deficiencia como  ALGO NORMAL.

De fuera viene Tito el Soporte de Dios, pero los de dentro tienen que tener la actitud correcta para ajustarse a la corrección.

 

Si el Liderazgo de La Iglesia no reconoce a Tito el Soporte de Dios, no todo seguirá igual, sino peor.

 

El Perfil de los Contralores de Dios; Los Correctores de Deficiencias. Los Contralores de Dios. ¿Quiénes son y a quiénes están sujetos? Son las cinco operaciones constituidas por Dios: Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. No  pueden estar sujetos a nadie, sino directamente a Dios. Por supuesto, la Unidad dada por Dios que opera  entre ellos los hace uno.

Aviso. – Ninguno de estas cinco operaciones fue diseñada para trabajar independientes uno del otro. Son uno solo. Un Equipo, los Ministerios solitarios se quedaron en el A. T.

 

Cuando los soportes se vuelven ineficaces, o ya  han cumplido su función, estos son menguados o sustituidos por otro. Un ejemplo lo tenemos en Josué que sustituyó a Moisés. El otro ejemplo lo ve en Juan, que menguó para darle paso a Jesús.

 

La franqueza y el carácter.  No tenían temor de corregir las deficiencias, eran celosos de mantener y salvaguardar la doctrina, como si les fuera dado un mandato a muerte. La doctrina es el tesoro de la iglesia. La Palabra misma formada en mandatos y dirección. Hoy día, lo característico es la diplomacia. ¡Por favor, no se vayan a ofender los hermanos!

 ¡Si  usted tiene un negocio, manéjelo como usted quiera, pero no La Iglesia de Jesucristo!

 

¿Dónde están los contralores (los profetas) como Tito para la Iglesia presente? No podemos estar gritando: ¡Hay pecado, hay pecado! Si no tenemos la solución del problema.

 

Bien, primero tenemos que comprender el concepto de Dios a través de este ministerio de Tito, el soporte de Dios. Ya tendremos tiempo de ver el segundo paso.

La especulación y la teología surge cuando no comprendemos el concepto de Dios.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por milagros( mily.forever100hotmail.com ), 31-03-2011, 00:26 (UTC):
muy buena enseñanza es asi lo que realmente pasa en nuestras vidas me encanto muchas gracias bendiciones

Comentado por orhac( orhac1gmail.com ), 31-12-2010, 16:15 (UTC):
Buen comentario Art.

Ahí tienes este formato, que te puede servir de guía para elaborar tu tesis sobre "lo correcto"

Comentado por orhac( orhac1gmail.com ), 06-08-2010, 19:34 (UTC):
Es obvio, no todos tienen el perfil idóneo para hacer la función de Tito,
Siendo un Ministerio desconocido, ni haya quien tome la función de Pablo para ordenarlo, la iglesia seguirá en desorden.

Comentado por Arthur Haglund( arthurhaglundyahoo.com ), 06-08-2010, 18:58 (UTC):
No puedo ser mas de acerdo con ustedes!
Girtando error sin saber lo correcto es trabajo del necio.
Somo va saber uno que HAY error si no viene del perspectiva del correcto?
Pero cuando un tiene razon puede notar y corregir el error



Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Bienvenidos Ministros del Señor Jesucristo

Este espacio ha sido abierto para que ustedes puedan tener un Soporte Espiritual y puedan ejercer un Ministerio competente a favor de los hijos de Dios, a quienes ama y por quienes Jesús se ofreció en sacrificio.

Todos los conceptos que utilizamos están bajo el diseño del Reino de Dios; para mayor comprensión, usted debe estar ministrando bajo Efesios 4:11; el Equipo que Dios escogió para Su Iglesia.
La Ley por Moisés fue dada, pero La Gracia y la Verdad vinieron por medio de Jesucristo. Juan 1:17

Este es un texto que contrasta dos mensajes, dos pactos, dos reinos. El Pueblo de Israel bajo la ley de Moisés casi llega a la cuspide, sin embargo, La Iglesia supervisada por los Ministros profesantes actuales, no ha superado ni alcanzado el testimonio esperado por causa de que tomaron del Pacto con Jesús, solamente una gracia de oferta, ignorando LA VERDAD de acuerdo al concepto de Dios.

Bajo esta "Gracia" han ignorado el Señorío de Jesucristo.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Last Update.11 Dic.2010