La Razón del Silencio de Dios

El problema no es si Dios está con nosotros, su Misericordia es Eterna y su Amor inconmensurable. Su Palabra es Verdad y no es Él el que tarda sus promesas.

Sus Ministros que se resguardan tras de un llamamiento del Espíritu, son los que le han fallado (la excepción hace la regla), y han puesto a Su Pueblo en una situación crítica, vulnerable y con una cobertura espiritual muy dudosa.

Esto ha alejado Su Presencia, Su Gloria, Su Espíritu, Su Santidad, Su Justicia y Su Amor de La Iglesia de Jesucristo.

Los Dones del Espíritu están ausentes de Su Cuerpo; el Fruto del Espíritu no se refleja en el Testimonio de La Familia de Dios al Mundo; pues su Luz está estorbada porque no hay despabiladores que limpien las mechas de su lámpara.

Su Iglesia se ha convertido en una multitud de células sin cohesión, y su Evangelio no ha llegado al Pecador con la eficacia y contundencia para que se dé el Nuevo Nacimiento que los integre por el Espíritu al Cuerpo de Cristo.

Por eso, todo intento de oración, intercesión, de convocatorias y ayunos no surten el efecto debido delante del Altísimo.

Es urgente que surja una sensibilidad en todo aquel que ostente el titulo de siervo o ministro y haya un arrepentimiento, tanto individual como en equipo; un arrepentimiento sincero, honesto, claro y directo ante Dios, Su Iglesia y el Mundo, esto es lo que conmovería los cielos; el que endosemos esta responsabilidad a los Creyentes es esconder los pecados que se han cometido en la búsqueda de los fines con medios no espirituales.






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Bienvenidos Ministros del Señor Jesucristo

Este espacio ha sido abierto para que ustedes puedan tener un Soporte Espiritual y puedan ejercer un Ministerio competente a favor de los hijos de Dios, a quienes ama y por quienes Jesús se ofreció en sacrificio.

Todos los conceptos que utilizamos están bajo el diseño del Reino de Dios; para mayor comprensión, usted debe estar ministrando bajo Efesios 4:11; el Equipo que Dios escogió para Su Iglesia.
La Ley por Moisés fue dada, pero La Gracia y la Verdad vinieron por medio de Jesucristo. Juan 1:17

Este es un texto que contrasta dos mensajes, dos pactos, dos reinos. El Pueblo de Israel bajo la ley de Moisés casi llega a la cuspide, sin embargo, La Iglesia supervisada por los Ministros profesantes actuales, no ha superado ni alcanzado el testimonio esperado por causa de que tomaron del Pacto con Jesús, solamente una gracia de oferta, ignorando LA VERDAD de acuerdo al concepto de Dios.

Bajo esta "Gracia" han ignorado el Señorío de Jesucristo.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Last Update.11 Dic.2010